Juan Pablo Francia, crack del vivero cordobés

Se acaba de retirar un jugador que amalgama todas las épocas; de la partida prematura al fútbol europeo al regreso antes de tiempo a la cuarta división del fútbol del interior. La rareza de una decisión y los hitos de una época dorada para Sportivo Belgrano.

La Voz de San Justo

Por Nicolás Sotomayor

Dante Panzeri, que se inició como periodista en la ciudad cordobesa de San Francisco, escribió en 1949 una nota de tres páginas en la revista El Gráfico sobre el desconocido —y estimado para él— Sportivo Belgrano. Lo tituló «El vivero cordobés» y añadió que «hijos propios y “adoptivos”» hacen que aquel club de la Liga Cordobesa sea «una de las entidades que más elementos aportan a la Asociación del Fútbol Argentino». La excusa era la reciente transferencia de los delanteros Pedro Sará, Gabriel Uñate y Domingo Martorelli de Sportivo Belgrano a San Lorenzo de Almagro. La ciudad «se hizo conocer primero por sus ricas pastas antes que por sus cracks», narraba el periodista. Más de 70 años después se despidió, televisado para toda Latinoamérica, probablemente el más crack del vivero cordobés y por tal motivo las ricas pastas quedaron en un segundo plano —más allá de que al futbolista en cuestión le digan Gordo—.

Juan Pablo el Gordo Francia. Un jugador que amalgama todas las épocas. La huella de los tiempos actuales quedó marcada en su debut promisorio, la partida inmediata al fútbol europeo, la alta competencia y profesionalidad aún sin madurez. El rastro de los viejos tiempos estuvo presente en su amateurismo, el amor a un club sobre lo demás, el oficio como futbolista, la camiseta con el dorsal 10 y posicionado de enganche clásico.

Nació el 3 de diciembre de 1984 en San Francisco, ciudad ubicada a 200 kilómetros de Córdoba capital. Su bautismo en Sportivo Belgrano fue en el 2000, con apenas 15 años, en la Liga Regional. Las crónicas de aquellos partidos dieron cuenta de un talento diferencial, desfachatado e inteligente en la toma de decisiones. De inmediato los scoutings europeos pusieron los ojos en ese joven cordobés.

Emigró al Girondins de Bordeaux de la liga francesa. Ese segundo debut —o el primero en el fútbol profesional— llegó a los 17 años, en 2002 frente a Nantes. En el club de camiseta azul marino disputó Ligue-1 de Francia, Copa UEFA, Copa de la Liga y Copa de Francia, donde se consagró campeón, con un saldo de 95 encuentros y 11 goles. «Oui, Oui. Super. Extraordinaire», dice el relato de la televisión francesa, ahora visto por YouTube, en el que un joven Francia estampa un golazo de tiro libre ante Toulouse. Compitió en cinco temporadas. Compartió equipo con Fernando Cavenaghi, Marouane Chamakh, Denilson.

Hasta que un día, cuando aún tenía dos años de contrato y toda una carrera europea por delante, decidió pegar la vuelta. Adujo que tenía un problema familiar. «Me cansé de estar lejos de mi lugar, de mi familia, de mis amigos, de todo», reiteró en todos estos años. Pero tanta era la rareza de su decisión que, en los foros de aquellos años, circulaba la versión de que Juampi Francia había regresado obligado de Europa después de «matar a una persona» (sic). «Se dijeron muchas boludeces. Cómo va a pasar eso», respondió contra la fake news.

En un principio quiso dejar el fútbol. Pero a los días fue tentado para jugar en el club donde nació. Enseguida se entusiasmó. Primero, en 2009, consiguió el ansiado ascenso al entonces Argentino A. Luego, en 2013, junto a Juan Manuel Aróstegui y Agustín González Tapia conformaron un equipazo que alcanzó el histórico ascenso a la B Nacional. De la Liga Cordobesa a la Segunda División del fútbol argentino con Juan Pablo Francia como estandarte.

En diálogo con Centrofóbal, su excompañero González Tapia dice: «¿El Gordo? Tremendo, tremendo. No jugué con un jugador tan técnico como él, tan preciso para poner la pelota donde quería ponerla. Físicamente privilegiado, nunca una lesión. Un jugador completísimo, porque cuando quería corría como un loco, tenía un cabezazo como si fuese un 9. En el fútbol-tenis era imposible ganarle. Un distinto por donde lo mires… en unos minutos te hacía algo diferente, dejaba a un compañero mano a mano y podía cambiarte el partido. Ni hablar de la pelota parada, un tema aparte».

Néstor Craviotto, exjugador de Estudiantes, Independiente y con presencias en la Selección, llegó a decir en Diario Sports de San Francisco: «La técnica que tiene Juan Pablo es impresionante. Hace goles de tiro libre, le decís que la ponga en un lugar y la pelota va ahí. Teniendo un jugador de esas características hay que aprovecharlo. No tuve como compañero, sacando a Diego Maradona, o dirigiendo a un jugador como Francia».

«Disfruté muchísimo jugar con él por las cosas que hacía —añade el platense González Tapia—. Hubo una conexión deportiva en la cancha por mi posición cercana. Cuando hacíamos una pared, futbolísticamente era un placer total. En ese momento todos dijimos qué locura había hecho (por la decisión de volver de Europa); pero hoy creo que estuvo bárbaro… buscó su bienestar y por lo visto no se equivocó».

Entre los hitos, a los dos ascensos se le pueden sumar los cuatro enfrentamientos contra equipos grandes: River (Copa Argentina 2012); dos veces frente a Independiente (en la B Nacional 2013-2014); y la última ante Racing (Copa Argentina 2021). En 2014, una exhibición entre Los Amigos de Juan Pablo Francia y Los Amigos de Enzo Francescoli también quedó imborrable en el recuerdo sanfrancisqueño.

En la única temporada 2013-2014 en la B Nacional, el Gordo Francia participó de las dos victorias contra Banfield, anotó un golazo en un triunfo por 3 a 1 ante Unión de Santa Fe, otro tanto olímpico en una derrota 3 a 2 ante Atlético Tucumán y le convirtió a Huracán en una goleada por 3 a 0 en el Ducó. Al margen de cualquier campaña del equipo, acostumbró a desplegar un muestrario de goles y jugadas en todos los rincones del país. La formidable pegada de derecha, su rasgo más apreciable.

En el medio tuvo un paso por Talleres de Córdoba, en 2015, cuando todavía estaba en el Federal A. En la temporada aportó su jerarquía al equipo de Fran Kudelka. Cumplió con el desafío de ascender a la B Nacional y prefirió retornar a su lugar en el mundo.

De vuelta en Sportivo, fortaleció su sentido de pertenencia por otros cinco años en la Tercera División del fútbol nacional. En la institución de San Francisco totalizó 75 goles en 374 partidos. Es el segundo goleador histórico detrás de Juan Aróstegui, precisamente el actual presidente, que cuenta con 112 tantos. «No me arrepiento de haberme vuelto después de todo lo que me tocó vivir», dijo Francia, símbolo de la lealtad a un club.

LA ÚLTIMA FUNCIÓN

Es domingo 17 de octubre. Es el día del retiro de Juan Pablo Francia del fútbol profesional. Da la casualidad que es el Día de la Madre, justo cuando él ama tanto a Sportivo como a su vieja. Da la casualidad que es el Día de la Lealtad Peronista, justo cuando él demuestra tanta lealtad al club y a su pueblo sanfrancisqueño. Desde ahora podría ser el Día de la Lealtad —así, a secas— sin la connotación del partido político; tres mil quinientos hinchas de Sportivo premian esa lealtad del ídolo y corean con el tradicional «ole, olé, olé, Juampi, Juampi», que en el barrio Alberione ha sonado tantas veces como La marcha peronista en los actos del Partido Justicialista.

El partido ante Gimnasia y Tiro de Salta, por la fecha 28 del Federal A, está pautado para las 18 aunque se retrasará algunos minutos. El campo de juego queda invadido de fotógrafos y otros civiles. La camiseta del Verde tiene estampada en el pecho la sigla JPF10. Todos quieren la foto individual con el Gordo, hasta que lo obligan a parar. Es que comienza la serie de reconocimientos con cuadros y placas desde su primer entrenador de Barrio Jardín hasta dirigentes y familiares. El público, en su regreso a la cancha pos restricción en pandemia, aplaude y corea su nombre por enésima vez. Se percibe la mirada cómplice de algunos cuando aparece una última placa. El Gordo es obligado a leer. Agarra el micrófono y relata: «La Comisión Directiva decide por unanimidad que a partir de la fecha el Estadio llevará el nombre de Juan Pablo Francia».

Pinceladas con la pelota, ejecuciones precisas a balón detenido. Destellos de la última función. En el minuto 58 es reemplazado en un cotejo que finalizará en empate 1 a 1. Apoya una mano en el corazón y con la otra saluda en lo alto. Es el último instante como futbolista en su casa, en el vivero cordobés, en el estadio Juan Pablo Francia.

* Gol contra Huracán (FPT): https://www.youtube.com/watch?v=q7zxV3cOkjM
* Gol ante Unión de Sunchales desde todos los ángulos (DiarioSports): https://www.youtube.com/watch?v=gR-Oe89pt-E
* Gol a Toulouse (SO Bordeaux): https://www.youtube.com/watch?v=fc72QonAR4M
* Desafío de tiros libres en Interior Futbolero (TNT Sports): https://www.youtube.com/watch?v=DzTZ3huVGQc

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *